Manual de Redes Sociales para Fotógrafos (II)

Continuación del Capítulo 1: ¿Por qué redes ”sociales”?

 

Capítulo 2: ¿Qué son las redes sociales?

Existen multitud de definiciones de ”redes sociales” en la red. A propósito de este libro, crearé mi propia definición:

Las redes sociales son unas plataformas que permite a las personas compartir ideas entre ellas.

Las redes sociales no tienen por qué limitarse a Facebook, Twitter o Instagram. Una red social puede ser cualquier plataforma, ya sea una web, un blog o un forum, en el que se relacionan personas y comparten ideas.

El motivo por el cual se denominas redes ”sociales” es porque deben de ser sociales, es decir, no puedes tener una red ”social” con una única persona, necesitas a más de una persona en tu red de contactos para que esta sea útil. ¿Te gustaría ser la única persona de internet que usase Instagram? ¡Claro que no!, Instagram es útil, interesante o divertido solo porque hay otras muchas personas que lo usan.

Las redes sociales son también una forma de conectar a la gente. Una de las veces que mejor he utilizado las redes sociales ha sido cuando se han establecido puentes entre lo virtual y lo real. Por ejemplo, encuentro Twitter sumamente útil a la hora de coordinar encuentros cara a cara en la vida real, ya que Twitter es casi como un servicio de mensajería público mediante el cual puedes contactar con cualquier persona del mundo sin necesidad de conocer su número de teléfono.

Las redes sociales son también un medio para conectar ideas, y para nosotros, fotógrafos, creo que una ”idea” puede ser una fotografía. Por si mismas, las fotografías no son muy interesantes. Es siempre el concepto, la idea o el arte detrás de la fotografía lo que suscita el interés del espectador.

Así que las redes sociales pueden ser usadas para compartir tu trabajo a gran escala. Creo que esta generación es el mejor momento de la historia para ser fotógrafo. ¿Por qué? Porque aunque hay mucha competencia (hoy en día cualquiera puede ser un fotógrafo con un teléfono móvil), tenemos una plataforma (redes sociales) que permite que nuestras imágenes sean (en teoría) vistas por millones de espectadores.

Nunca más estaremos sujetos a las limitaciones físicas. En el pasado, la cantidad e personas que podían ver tus fotografías estaba limitada por el espacio de la galería, por cuanto libros podías publicar, enviar y vender, y también de si tenías acceso a algún tipo de ”personalidad” que pudiese divulgar tu trabajo en una revista, periódico o tienda.

Ahora, en cierto modo, ya no hay más ”personalidades”, todos jugamos con las mismas reglas. Ahora más que nunca, nuestros méritos personales y habilidades y talento como fotógrafos determinará como de numerosos serán nuestros seguidores y el alcance de nuestros perfiles sociales. No hay más barreras que nos impidan alcanzar a grandes audiencias. La única barrera es la calidad de nuestro trabajo, su valor, y el esfuerzo que pongamos en ello.

Eso sí, no estoy diciendo que ser un gran fotógrafo (sin ningún tipo de marketing o redes sociales) te ayudará a obtener millones de seguidores. Al final del día puede que seas el mejor fotógrafo del mundo, pero si no sabes como ”vender” tu trabajo de manera adecuada, nadie nunca lo conocerá. Es el caso de Vivian Maier, que fue una gran fotógrafa pero nunca mostró su trabajo a nadie, por lo que aunque hizo grandes fotografías, su obra nunca fue reconocida en vida.

Finalmente, lo que quiero es que todos nosotros ampliemos nuestra definición de ”redes sociales”, ya que creo que los contenidos de una red social (ya sean palabras, imágenes, vídeos…) son todos aquellos que tienen el potencial de ser compartidos, consumidos o editados por los demás.

Continua en el Capítulo 3: La importancia de crear ”contenidos de valor” en las redes sociales